Fanáticas del cantante Justin Bieber acampan en los exteriores del Estadio La Plata. (Foto: Twitter Justin Bieber Argentina Oficial)
Fanáticas del cantante Justin Bieber acampan en los exteriores del Estadio La Plata. (Foto: Twitter Justin Bieber Argentina Oficial)

“La que menos lloró hizo un río”, lamenta Lara. Saber que no podrá ver a su ídolo juvenil, luego que este cancelara los dos conciertos que tenía previsto realizar el 10 y 11 de septiembre en Argentina, la dejó devastada a ella y al grupo de 30 chicas que acamparon alrededor de un mes a las afueras del estadio para poder verlo en primera fila.

Las calles que rodean el estadio de La Plata, en la ciudad del mismo nombre, parecían un cementerio de fanáticos angustiados que se enteraron por redes sociales que el cantante canadiense Justin Bieber cancelaba parte de su tour en el país, debido a problemas con su enfermedad, relata .

En un comunicado, el cantante brindó explicaciones acerca de por qué decidió suspender sus dos shows en Argentina: “A principios de este año, hice pública mi lucha contra el síndrome de Ramsay-Hunt, que me paralizó parcialmente la cara. Como resultado de esta enfermedad, no pude completar la etapa norteamericana del Justice World Tour”.

“Después de descansar y consultar con mis médicos, mi familia y mi equipo, me fui a Europa para intentar continuar con la gira. Realicé seis conciertos, pero me pasó factura. Este pasado fin de semana actué en Rock in Rio y di todo lo que tenía a la gente de Brasil”, agregó.

Un plan para ver a Justin Bieber

Lara, una joven de la provincia de San Nicolás, reveló a la prensa cómo es que se organizaron durante semanas con tal de ver más cerca a su cantante favorito.

Junto a sus demás compañeras, crearon una plantilla en Excel para poder tener un orden y ver qué labor debía cumplir cada una desde que instalaron la carpa número 1, en el ingreso al estadio.

Se dividieron por turnos para permanecer en el lugar, durmiendo en carpas, organizándose a través de planillas en donde se chequearon asistencias y guardias eternas.

Todo esto inició el 3 de agosto, un mes antes que Bieber decidiera suspender sus presentaciones. Cada una de las participantes debía cumplir al menos 80 horas de guardia en el lugar. Es decir, pasar tres días y medio, como mínimo, completos durmiendo en la carpa.

“Hubo chicas que hicieron más horas, teníamos un conteo. La que más había hecho iba a estar primera en la fila para cuando abrieran las puertas el 10 de septiembre”, explicó Lara.

También comentó que la idea inicial no era instalarse a las afueras del estadio en esa fecha, sino más adelante. Sin embargo, los rumores en Twitter aceleraron la cuestión y debieron accionar.

“La mayoría nos conocemos por esa red social, por interactuar en grupos de WhatsApp. Así nos fuimos conociendo. No todas son de Buenos Aires: vinieron chicas de Chaco, Córdoba, Jujuy, entre otras provincias”, indicó.

Así como la joven, muchas de sus compañeras tuvieron el apoyo de sus padres para realizar esta travesía lejos de sus casas. “Lógicamente, me dieron permiso y me ayudaron económicamente para que pueda instalarme acá y pagarme la comida”.

Durante su permanencia allí, utilizaban una estación de servicio para cargar sus celulares, lugar donde también compraban cosas para comer. “Teníamos wifi, así que prácticamente estuvimos siempre ahí. En cuanto a la ducha, nos bañamos en las casas de las chicas que viven en La Plata”, sostuvo.

La joven no creyó los primeros rumores de la cancelación de los shows que comenzó a ser viral en redes. “Ayer a la mañana apareció en todos los medios. Pensábamos que podía ser en serio, pero preferíamos esperar. Aparte yo una noche me metí al estadio y vi que el escenario seguía armado. Para nosotras seguía en pie”.

Tras enterarse de manera oficial que su ídolo no estará con ellas, decidieron desarmar la carpa y vivir el duelo lejos del lugar donde debían ver a Bieber.