Oficiales de policía se hacen presentes en un distrito de Southend-on-Sea, en el sureste de Inglaterra. (Foto: Tolga Akmen / AFP)
Oficiales de policía se hacen presentes en un distrito de Southend-on-Sea, en el sureste de Inglaterra. (Foto: Tolga Akmen / AFP)

Shelagh Robertson podría enfrentar una condena de prisión efectiva si es que el tribunal de Cambridge, en Inglaterra, comprueba que es la responsable de causarle la muerte a un bebé de cinco meses.

La mujer manejaba su vehículo y chocó con la parte trasera de una camioneta y la empujó hasta el pavimento arrollando al pequeño Louis Thorold, quien paseado en coche por su madre. Ella resultó herida de gravedad, revela .

Ahora la mujer de 75 años deberá presentarte ante la mencionada corte para demostrar su inocencia en abril, reveló Caracol Noticias.

El caso llegó al tribunal el pasado 16 de marzo, pero no se le pidió a la mujer que se declarara culpable y, por el contrario, sí se estableció la libertad bajo fianza. El próximo mes deberá hacerse presente para una declaración de culpabilidad, donde también le darán fecha para un juicio provisional en agosto.

Las autoridades acusaron a Robertson de conducir de manera negligente por la avenida A10 en Waterbeach, Cambridgeshire, en enero del año pasado.

“Es un caso trágico. Louis resultó trágicamente herido de muerte y su madre recibió heridas que le cambiaron la vida”, señaló durante la audiencia en la corte la fiscal Hannah Butler.

Robertson solo habló para confirmar sus datos personales. No dio ninguna declaración de culpabilidad y por el contrario le pidió al secretario de la corte que repitiera algo de lo que dijo porque no llegó a escuchar bien.

La madre del pequeño Louis fue llevada al Hospital de Addenbrooke en Cambridge con una fractura de cráneo, donde pasó 118 días internada.

El padre del pequeño de 5 meses recordó que, aunque fue poco el tiempo con ellos, “siempre estará en nuestros corazones”.

“No puedo describir lo desconsolados que estamos porque te has ido. Cuídate, mi pequeño Lou, dulces sueños”, lamentó el hombre.