Catherine, duquesa de Cambridge (derecha) de Gran Bretaña, habla con su hijo, el príncipe Luis de Cambridge (derecha) de Gran Bretaña, durante el concurso de platino en Londres el 5 de junio de 2022 como parte de las celebraciones del jubileo de platino de la reina Isabel II. - Se baja el telón de cuatro días de celebraciones trascendentales en todo el país para honrar el histórico Jubileo de Platino de la Reina Isabel II con un desfile de un día de duración que elogia el récord de siete décadas en el trono de la monarca de 96 años. (Foto de Chris Jackson / PISCINA / AFP)
Catherine, duquesa de Cambridge (derecha) de Gran Bretaña, habla con su hijo, el príncipe Luis de Cambridge (derecha) de Gran Bretaña, durante el concurso de platino en Londres el 5 de junio de 2022 como parte de las celebraciones del jubileo de platino de la reina Isabel II. - Se baja el telón de cuatro días de celebraciones trascendentales en todo el país para honrar el histórico Jubileo de Platino de la Reina Isabel II con un desfile de un día de duración que elogia el récord de siete décadas en el trono de la monarca de 96 años. (Foto de Chris Jackson / PISCINA / AFP)

El último domingo se realizó la clausura de las festividades realizadas por el Jubileo de Platino de la reina Isabel II, un evento lleno de algarabía y desfiles, pero uno de los momentos que más llamó la atención llegó a cargo del segundo miembro más joven de la realeza británica.

Quien nuevamente se robó el espectáculo fue el príncipe Louis, hijo de la duquesa de Cambridge, Catherine y del príncipe William. Además de mostrarse como parte de la realeza del Reino Unido, el menor le demostró al mundo que también es un niño de 4 años.

Tal como detalla ABC, el nieto de Isabel II pareció haber tenido una discusión con su madre mientras observaban el desfile en el centro de Londres. Como todo niño, Louis parecía inquieto y algo aburrido, por lo que comenzó a interactuar sobre su silla, por lo que la duquesa intervino.

Cuando su madre se inclinó para hablar con su hijo, Louis rápidamente la insultó echándole la mano sobre la boca.

Catherine insistió en calmar a su hijo para que atendiera el desfile, pero el pequeño rápidamente reaccionó y le sacó la lengua a su madre, se llevó el pulgar a la nariz y movió los dedos restantes.

Su padre, el príncipe William, no advirtió esta escena, pues estaba sentado junto al Príncipe Carlos, heredero al trono dos filas más abajo.

Incluso Mike Tindall, quien se casó con Zara Phillips, nieta de la reina Isabel II, trató de hacer que el niño se comportara, sin éxito alguno.

El príncipe Louis se robó el espectáculo

No es la primera vez que uno de los miembros más jóvenes de la realeza llama la atención con su comportamiento, propio de un niño de 4 años, puesto que el jueves, cuando la familia real se unió en el balcón del Palacio de Buckingham durante Trooping the Color, Louis se alteró por la bulla de las aeronaves.

Las imágenes se volvieron virales en las redes sociales en cuestión de horas, y el pequeño se convirtió en una sensación en Twitter y las instantáneas generaron miles de memes.