La gente camina a lo largo de las marismas mientras la marea retrocede desde la Bahía de Tampa antes de que el huracán Ian toque tierra el 28 de septiembre de 2022 en Tampa, Florida. (Foto de Bryan R. Smith / AFP)
La gente camina a lo largo de las marismas mientras la marea retrocede desde la Bahía de Tampa antes de que el huracán Ian toque tierra el 28 de septiembre de 2022 en Tampa, Florida. (Foto de Bryan R. Smith / AFP)

Los habitantes de la Bahía de Tampa, en Florida (EE.UU.), amanecieron asombrados el último miércoles al ver que el agua de sus playas se había retirado, casi hasta desaparecer. Para ellos, un fenómeno desconocido; para los meteorólogos, sucedió una marejada ciclónica inversa.

Este fenómeno interesante y poco usual puede tener lugar durante una fuerte tormenta, como la que azota actualmente a Estados Unidos, Cuba y otros países (por el huracán Ian), y ocurre cuando el agua del océano se aleja de la costa y regresa a medida que los vientos empujan el agua fuera de las áreas poco profundas.

Imágenes en redes sociales revelaban el extraño fenómeno que dejó solo arena húmeda y sucedió durante estos últimos días, antes que el ciclón, de categoría 4, tocara tierra con vientos sostenidos de 240 km/h, revela la .

Para alertar a los habitantes sobre lo ocurrido y prevenirlos por el regreso del mar, el Servicio Nacional de Meteorología de EE.UU. envió un mensaje: “Nota importante: el agua volverá. No intente caminar allí ni en ningún otro lugar en que el agua haya retrocedido”.

Más tarde el agua no solo regresaría, sino que lo haría con mareas “catastróficas”, como había advertido el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés).

Sin embargo, aún queda por entender por qué ocurren estos fenómenos y para ello, debemos tener en cuenta algunos factores.

La gente camina a lo largo de las marismas mientras la marea retrocede desde la bahía de Tampa a medida que se acerca el huracán Ian el 28 de septiembre de 2022 en Tampa, Florida.  (Foto de Bryan R. Smith / AFP)
La gente camina a lo largo de las marismas mientras la marea retrocede desde la bahía de Tampa a medida que se acerca el huracán Ian el 28 de septiembre de 2022 en Tampa, Florida. (Foto de Bryan R. Smith / AFP)

La dirección del viento

Tal como detalla el medio inglés, cuando los vientos de los huracanes se forman al norte del Ecuador, circulan al revés de las manecillas del reloj, es decir, de derecha a izquierda.

A contraparte, la costa occidental de Florida, por donde pasó el Huracán Ian, se ubica en dirección contraria a la rotación del ciclón; es por ello que las zonas al norte del ciclón sufren este fenómeno provocando que el agua se retire hacia al océano por la fuerza de los vientos.

Por el contrario, si los ciclones tropicales arrasan por las zonas que quedan en el sur, provocan que los vientos generen fuertes oleajes y el agua entre en forma de marejada.

“Cuando el agua retrocede significa que el huracán viene de camino”, indicó el meteorólogo José Álamo, del Servicio Nacional de Meteorología de EE.UU.

La gente camina a lo largo de las marismas mientras la marea retrocede desde la Bahía de Tampa antes de que el huracán Ian toque tierra el 28 de septiembre de 2022 en Tampa, Florida.  (Foto de Bryan R. Smith / AFP)
La gente camina a lo largo de las marismas mientras la marea retrocede desde la Bahía de Tampa antes de que el huracán Ian toque tierra el 28 de septiembre de 2022 en Tampa, Florida. (Foto de Bryan R. Smith / AFP)

El regreso del mar

Así, como el agua del mar retrocedió, también tiene que regresar. En este caso, el propio movimiento de los vientos del huracán lleva a que, cuando se desplaza por una zona, ocurra un cambio de dirección. Es decir, lo que iba en un sentido, al cambiar de posición el ciclón, regresa en el contrario.

En casos particulares cuando el ciclón se aleja del lugar donde las aguas se han retirado, estas regresan por si solas lentamente, a medida que el sistema tropical abandona la zona.