La Secretaría de Educación Distrital (SED) habría puesto en conocimiento de las autoridades 163 casos sobre violencia sexual en las instituciones educativas. (Foto referencial: Pixabay)
La Secretaría de Educación Distrital (SED) habría puesto en conocimiento de las autoridades 163 casos sobre violencia sexual en las instituciones educativas. (Foto referencial: Pixabay)

Unos dibujos con alto contenido sexual y explícito en el cuaderno de un niño de 11 años, en una escuela de Colombia, sirvieron como llamado de auxilio para que el menor revelara que había sido abusado por otros estudiantes.

El pasado 23 de mayo, un docente del colegio Manuela Ayala Gaitán, en Engativá, halló los gráficos en el cuaderno del estudiante, por lo que decidió enviarlo a la oficina de orientación escolar sin saber la verdad, revela .

Estando ante orientadores y psicólogos, el niño pudo contar que había sido abusado sexualmente por otros estudiantes en los baños del colegio hace dos meses, aproximadamente. A causa del trauma que le generó esa situación, se desahogaba pintando la escena en sus cuadernos.

La docente orientadora, así como la profesional del equipo de Prevención de Violencias Basadas en Género (VBG) de RIO-P, llamaron de urgencia a los padres del menor y les contaron lo sucedido. No podían creer tanta maldad.

Como primera medida, el centro educativo priorizó su atención inmediata a través del sistema de salud y el acompañamiento para ayudarle al máximo a disminuir los sentimientos de culpa. “También se activó el Código Blanco a través del Hospital de Engativá, a donde fue remitido el menor”, dijeron voceros de la Secretaría de Educación Distrital (SED).

“El daño que le hicieron a mi niño es incalculable. Tiene afectaciones físicas y psicológicas, lo representó en sus dibujos. Vamos a demandar a la institución porque no actuaron de forma correcta. La SED me hizo una sola llamada y a eso le llaman acompañamiento”, lamentó la madre del menor.

Sufría de Bullying

Según reveló la mujer a la prensa local, su hijo venía siendo amedrentado por estudiantes de otros cursos. “Lo que nos ha dicho es que los amenazaban con una navaja. Por eso el niño venía teniendo comportamientos agresivos. Yo había pedido ayuda psicosocial porque él había perdido a su papá hace un año. Él era un niño en seguimiento”.

El día en que el niño habría sido abusado, se fue de la casa y eso alertó aún más a la familia. “Yo les dije: algo le está pasando a mi hijo y necesito que me ayuden. Claro, lo habían abusado dos estudiantes y en los pasillos del colegio lo amenazaban”, reveló la madre.

El pasado 25 de mayo, el estudiante fue dado de alta luego de realizarle exámenes médicos y lo trasladaron al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) para llevar a cabo otro tipo de exámenes.

La familia presentó una denuncia en la Fiscalía General de la Nación y se realizaron varias entrevistas forenses. “Esta investigación debe develar no solo lo que le pasó a mi hijo, sino todo los que sucede en ese colegio”.

Tal como detalló El Tiempo, la Secretaría de Educación Distrital (SED) habría puesto en conocimiento de las autoridades 163 casos sobre violencia sexual en las instituciones educativas, cometidos por servidores de la entidad.