Antoine Sims llamó al 911 para quejarse de un mal servicio y terminó siendo arrestado, acusado de asesinato. (Foto: Captura de video)
Antoine Sims llamó al 911 para quejarse de un mal servicio y terminó siendo arrestado, acusado de asesinato. (Foto: Captura de video)

Un sospechoso de asesinato con una orden de detención pendiente terminó siendo arrestado por la policía de EE.UU., luego que llamara al 911 para presentar una denuncia porque el restaurante de comida rápida al que acudió el último viernes le entregó papas fritas frías.

El caso de Antoine Sims, de 24 años, ha capturado la atención del país, ya que este sujeto era buscado por faltar a una cita en la corte en un juicio del 2018, en el que se le acusaba, junto a otros dos implicados, de incendiar un automóvil con el cuerpo de una mujer adentro, asegura el .

Sims estaba en libertad bajo fianza y usaba un brazalete en el tobillo cuando se acercó junto a su novia a un McDonald’s en Kennesaw, el pasado viernes. Tras tener una fuerte discusión con el gerente del local, llamo a las autoridades.

Según detallo la policía, el sospechoso había ordenado comida, pero no le dieron un recibo debido a un problema con la máquina registradora, por lo que no sabían su número de orden para ser llamado. Cuando Sims fue al mostrador a buscar su plato, descubrió que la temperatura de la comida no era de su agrado.

“Pruebo las papas fritas, las papas fritas están tibias, pero no calientes”, declaró ofuscado a un oficial de la policía fuera de la tienda. Agrego que pidió un nuevo plato de papas fritas, pero un empleado lo rechazo y, en cambio, ofreció un reembolso que no llegaría a su cuenta por días.

De otro lado, el trabajador del establecimiento se defendió indicando que Sims se puso violento y amenazó que “será mejor que me des papas fritas frescas, hijo de p…”. El hombre luego arrojó su comida y bebida al empleado, afirmó.

Persecución

Lejos de terminar la discusión por la comida, los policías le pidieron a Sims que firme un reconocimiento en el que se declaraba que no volvería al establecimiento; sin embargo, en el momento en el que le preguntan si estuvo bajo arresto, el hombre se puso nervioso y huyó del lugar.

Inmediatamente, los policías iniciaron una persecución para capturar al sospechoso, a quien se le vio huyendo de un edificio residencial, donde minutos después lo capturaron, según muestran los videos grabados por las cámaras corporales de las autoridades.

Los oficiales encontraron en el auto de Sims 31 gramos de marihuana y fue acusado de posesión de una sustancia controlada con la intención de distribuirla.

El crimen

En el 2018, Sims fue acusado de la muerte de Adelisa Murtatovic, quien habría ido con otros dos sujetos a su departamento para comprarle drogas. Según el Journal-Constitution, se dio un enfrentamiento con disparos y la mujer fue embestida mientras estaba sentada en un automóvil.

Sims vio el auto accidentado y lo incendió. El hombre fue capturado en Wisconsin. Los otros dos sujetos también fueron acusados.

“Es muy inusual que alguien, sabiendo que la policía lo busca, llame a la policía, pero el Sr. Sims hizo eso”, dijo el oficial David Buchanan a Fox.