Kelly Portalatino, actual ministra de Salud. (Foto: Presidencia Perú)
Kelly Portalatino, actual ministra de Salud. (Foto: Presidencia Perú)

es parte de la estrategia del presidente Pedro Castillo para aparentar que lucha contra la corrupción. Como se sabe, López fue ampayado por el programa ‘Punto final’ casi infraganti en la irregular adquisición de un departamento para su exconviviente.

Más información: IEP revela que 59% cree que Pedro Castillo está involucrado en actos de corrupción

El plan del mandatario es demostrarle a la misión de la —que vendrá en estos días para averiguar un supuesto “golpe de Estado” de la oposición— que su gobierno reprime firmemente a la corrupción y actúa con rapidez para sancionar a los responsables.

Se trata de un cuentazo. Él mismo tiene siete investigaciones por ese y otros delitos, sin contar los procesos que enfrentan sus familiares. No hizo lo mismo con otros ministros de su cogollo que tenían unos anticuchos peores. López apenas era un ‘pirañita’. Pocos sabían que estaba en ese cargo.

En esa misma línea de ‘enmendar’ errores está el caso del coronel Harvey Colchado, coordinador del equipo especial que apoya a la Fiscalía en las investigaciones contra Castillo. La Inspectoría de la Policía Nacional le archivó una denuncia que el propio presidente presentó por ingresar al Palacio de Gobierno, cumpliendo una orden judicial.

“Hubo una orden de arriba para que ese caso fuera archivado y dar la apariencia de que no existe ningún tipo de represalia contra Colchado. La visita de la misión de la OEA cambió el rumbo de esa investigación”, me dice una fuente policial que participó en el proceso.

Todos, con justificada razón, aplaudieron el fallo. Ese mismo informante, sin embargo, señala que los problemas para Colchado no han terminado. Según su versión, el oficial sería invitado al retiro a fin de año junto con otros policías. Castillo no perdona. Su sed de venganza está intacta.

Portalatino juró en reemplazo de Jorge López y se convierte en la cuarta ministra del sector en lo que va de la gestión de Pedro Castillo. (Foto: Presidencia)
Portalatino juró en reemplazo de Jorge López y se convierte en la cuarta ministra del sector en lo que va de la gestión de Pedro Castillo. (Foto: Presidencia)

LA ‘NIÑA’ DE CERRÓN

Nada ha cambiado con el desembarco del exministro López en el Ministerio de Salud. En su reemplazo se ha nombrado a la congresista Kelly Portalatino, acérrima defensora del jefe de su partido, Vladimir Cerrón, y del presidente Castillo. Le dicen la ‘Niña’ de Cerrón. Cerrón sigue siendo dueño de ese portafolio, que lo ha invadido con amigos de su partido, lo cual explica la mediocridad que existe en ese crucial sector.

Como reiteradamente aquí se ha dicho, Castillo y Cerrón jamás se dividirán. Ambos se necesitan para seguir en el poder. Un poder que nunca, ni en sueños, imaginaron tener.

Por otro lado, la semana pasada este columnista recibió la distinción Defensor de la Libertad de Prensa, por parte del Colegio de Periodistas del Perú (CPP). Debido a ello, unos colegas que se creen “dueños” de la verdad me lanzaron agravios y difamaciones en las redes sociales. Lo mismo hicieron con el correcto decano Ricardo Burgos. Es lamentable que, en estos momentos en que el Gobierno amenaza a la prensa, se esté perdiendo la tolerancia y el respeto. ¡Vamos para adelante! Nos vemos el otro martes.

Los artículos firmados y/o de opinión son de exclusiva responsabilidad de sus autores.

Más información:

tags relacionadas